Reutilización del agua tratada («Reuse»): una cuestión política, socioeconómica y ecológica

En países con recursos hídricos limitados, la reutilización de aguas residuales parece ser una necesidad.

Para producir agua tratada de calidad sin riesgo para la salud (y así permitir su reutilización), una planta de tratamiento debe estar equipada con el llamado tratamiento «terciario», además del tratamiento biológico secundario (este último solo permite un descarga al medio natural).

La tecnología de tratamiento terciario que a menudo se aplica es una filtración preliminar para la reducción de la materia suspendida (MES), seguida de la desinfección con rayos ultravioleta, dirigida a la eliminación de gérmenes patógenos.

Si la tecnología se domina perfectamente, es a nivel del marco legislativo que los gobiernos deben hacer esfuerzos para determinar las reglas para la reutilización del agua tratada y los sectores de actividad que se beneficiarán de ella ( industria y agricultura en particular).

En Marruecos, el programa AGIRE (Apoyo a la gestión integrada de los recursos hídricos) contribuye a los esfuerzos del reino para alcanzar el objetivo de 325 millones de metros cúbicos de agua reutilizados para 2030, reafirmados como parte de la Acuerdo de París sobre cambio climático.

En Tiznit, por ejemplo, los agricultores pronto podrán beneficiarse de estas aguas residuales purificadas.

Para obtener más información, lea el artículo (en francès) : http://aujourdhui.ma/economie/developpement-durable-bientot-de-leau-usee-epuree-pour-les-agriculteurs-de-tiznit

admin_bioboxReutilización del agua tratada («Reuse»): una cuestión política, socioeconómica y ecológica